Buenos remedios casero para el dolor de oido

El dolor de oídos puede originarse por diversas razones.

Muchas veces cuando estamos en un ascensor en un edificio muy elevado o en un avión nos duelen los oídos debido a la presión atmosférica.

Inclusive, el estar en una discoteca (en una noche de copas) más de 20 minutos puede causar un fuerte dolor de oído en algunas personas por el ruido del ambiente.

Un hecho curioso es que, según estudios realizados, los dolores de oídos son peores de noche. ¿Por qué?

Esto se debe a que durante el día, se mantiene la cabezaerguida y las trompas de Eustaquio drenan de manera natural hacia la parte posterior de la garganta. Además, el masticar y tragar hacen que los músculos abran las trompas y permitan que entre aire al oído medio.

Mientras que en la noche, al estar acostado, las trompas ya no drenan de modo natural, y, por ende, no reciben tanto aire; ni se mastica y muy poco se traga lo que produce una sensación de vacío y genera dolor de oído que se agravaba si existe una infección de senos nasales, resfrío o alergia.

Algunas causas de dolores de oído son:

  • Drenaje deficiente de las trompas de Eustaquio.
  • Infecciones en el oído interno, los senos paranasales, resfríos o alergias
  • Presión atmosférica al viajar en aviones y bucear en el mar
  • Contaminación acústica del medio ambiente
  • Perforación del tímpano debido a un golpe en la cabeza o inserción de un objeto extraño en la oreja
  • Exceso de cera en el conducto del oído
  • Dolores en otras partes del cuerpo (dientes, amígdalas, garganta, lengua, mandíbula o incluso en la columna) que se reflejan en el oído

#1 .Exprimir un limón para obtener su zumo y empapar una bolita de algodón en él. Ésta debe ser colocada suavemente en la entrada del oído (no introducirla adentro) por 10 minutos. Debe ser aplicado antes de dormir.   Este remedio es ideal cuando el dolor de oído es producido por exceso de cera en el conducto del oído.

#2 Aplicar una compresa de agua caliente sobre el oído afectado durante unos cinco minutos. Pasado ese tiempo, renovar la compresa por otra caliente hasta que el dolor haya desaparecido.

#3 Macerar 10 ó 12 cabezas de manzanilla en un tarro de cristal con 4 cucharadas de aceite de oliva durante 48 horas. Luego aplicar esta preparación con un algodoncito. Este remedio es ideal para los casos de dolor de oídos por cera.

#4 Calentar dos cucharaditas de aceite de oliva o de almendra y dejar, luego, que se refresque a temperatura corporal. Aplicar 2 ó 3 gotas templadas en el conducto del oído. Proteger con un pequeño algodón.

 #5 Masticar repetidamente una goma de mascar para aliviar el dolor de oído causado por cambios de presión por la altitud. En el caso de los niños de corta edad, se le deberá permitir el uso de un chupete durante el descenso para evitar el dolor de oído. Igualmente, este remedio se puede aplicar si se siente dolor de oído a media noche en la casa, ya que la acción muscular de mascar ayuda a abrir las trompas de Eustaquio aliviando el dolor

#6 Lavar tres hojas de llantén con agua fría y macharcar.  Colar la pulpa resultante mediante una tela previamente hervida. Colocar 2 gotas de esta preparación en el conducto auditivo cuando se sienta dolor.

#7 Aplicar tres gotas de leche materna en el oído.

#8 Pelar un diente de ajo, cortarlo en láminas y ponerlo con un poco de aceite de oliva, al que se añadirán unas flores de espliego. Dejar reposar dos horas, colar y separar una cucharada grande, que se calentará suavemente colocándola sobre un recipiente con agua caliente. Echar unas gotas en el oído dolorido y tapar con un algodón. Si hay sospechas de que el tímpano está roto, no aplicar bajo ningún concepto y recurrir en seguida al médico.

#9:  Moler un par de hojas frescas de albahaca y después, con el jugo extraído, empapar un algodón y poner en la entrada del oído (sin introducirlo).

#10: Envolver patatas asadas en un paño, a modo de compresa, y aplicar, para un mayor efecto, todo lo caliente que se pueda

#11: Aplicar sobre la oreja un paño húmedo y caliente con sal en su interior.

 

Fuente: www.remediospopulares.com

Facebook Comments
Loading...

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *