Fácil y sencillo como limpiar el horno

Cuando utilizamos a menudo el horno nos encontramos con que, por mucho que lo limpiemos, acaba realmente sucio. Hoy quiero compartir con vosotros un truco que he probado y que gana por goleada a cualquier otro truco para limpiar el horno. Así que… manos a la obra!

Necesitas:

– 2 recipientes para horno. A ser posible uno pequeño y otro más grande)

– 250 ml de amoniaco (es aproximadamente la medida de un vaso)

– 1 litro de agua hirviendo.

Preparación: 

En primer lugar comentarte que lo ideal es hacer éste truco por la noche, de manera que haga efecto y puedas limpiarlo por la mañana.

  1. Precalienta el horno a 150º. Cuando esté caliente APAGA  el horno
  2. Seguidamente pon en el recipiente pequeño el amoníaco y méte el recipiente en la parte baja del horno.
  3. Pon el agua hirviendo en el recipiente grande y mételo a media altura del horno, sobre la rejilla.
  4. Cierra la puerta del horno y deja actúar hasta la mañana siguiente
  5. Por la mañana: mezcla un poco de detergente lavavajillas líquido en el recipiente del amoníaco. Ponte unos guantes y frota con una esponja lavaplatos el horno, impregnando bien la esponja en el amonícaco con jabón.
  6. Aclara bien y deja la puerta abierta.

Ahora tu horno seguro que parece nuevo!!

 

Fuente: www.losremediosdelaabuela.com

Facebook Comments

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *