Las verdades más inquietantes sobre el matrimonio

El unirse en matrimonio es una de las cosas más importantes de nuestra vida; al decidir no sólo nuestro futuro sino también el futuro de nuestros hijos.

Lamentablemente, según Ellen Vrana, en un matrimonio no todo es perfecto, hay muchos problemas que surgen con los años y pueden causarte desilusiones que terminan provocando una separación.

Es por eso que Ellen Vrana, escritora londinense, ha recopilado las verdades más inquietantes del matrimonio. Es muy importante esto para que en un futuro no te lleves sorpresas difíciles de superar.

El matrimonio es inquietante

Lo primero que debes de conocer acerca del matrimonio, es que por sí sólo inquietará a la pareja. Hay muchas verdades que descubrirás con los años, que en principio no te gustarán, pero tendrás que sobrellevarlas para vivir en una relación saludable.

En el matrimonio no hay amor condicional

Te sorprenderá conocer que en un matrimonio también hay odio, resentimientos, amarguras, aislamiento, tración y dolor. El amor nunca será incondicional porque simplemente no es posible mantenerlo las 24 horas del día, los 365 días del año.

Hay que comprender que en la vida hay muchos momentos difíciles, y en un matrimonio compartiras mucho tiempo de tu vida, así, que habrá momentos que creerás insoportables y querrás dejar todo. Sin embargo, esto, la mayoría de las veces, sólo los terminará uniendo más, por lo tanto, hay que resistir las tempestades juntos.

No siempre el amor te mantiene casado

Algunas veces se te hará difícil no sólo demostrar el amor por tu pareja, sino también tenerlo. En este momento es cuando comienzan los problemas, y, aunque no lo creas, muchas veces tu pareja estará pasando por la misma situación, pero no lo demuestran.

Es un momento en el matrimonio en el que sólo permanecen juntos por los hijos, por la comodidad, por el poder u otra razón que es muy difícil entender de manera rápida

El matrimonio nunca es perfecto

El matrimonio nunca llenará tus grietas ni te completará. Así que tú y tu pareja tendrán que ser lo suficientemente maduros emocionalmente para soportar las cargas emocionales que vivirán el uno del otro.

Los problemas que surgen desde la boda no se solucionarán hasta años después, cuando, lamentablemente, hayan problemas más grandes. Lo mejor es evitar “abrir heridas” en la relación, que, aunque, estén “dormidas”, pueden explotar en cualquier momento.

No hay respuestas para todos los matrimonios

No existe un estándar de lo que es bueno de lo que es bueno, normal y aceptable en una relación de esta importancia. Nadie te dará la respuesta correcta a tu problema familiar, ya que tú tienes y tu pareja, tienen toda la responsabilidad y el conocimiento de lo que está mal en su matrimonio.

“no hay una respuesta correcta para un matrimonio en problemas. No la busques, simplemente no la encontrarás”.

 

Fuente: https://measombro.lavozdegalicia.es/2017/06/verdades-inquietantes-matrimonio/

Facebook Comments
Loading...